¿Qué es la ANB?


Muchos Bomberos ingresan a la Institución cuando tienen 18 años, y permanecen el resto de su vida en el servicio. Por lo tanto, deben recibir no sólo conocimientos técnicos, sino también una formación integral, que desarrolle en ellos actitudes y valores.

Con este propósito la Junta Nacional de Cuerpos de Bomberos de Chile, creó el 1 de junio de 1988 la Academia Nacional, entendida como un organismo destinado no sólo a entregar capacitación, sino que a actuar como un agente de educación.

Esta educación permanente debe reflejarse en una formación integral de sus bomberos, lo que significa no sólo capacitar en ciertas habilidades técnicas, sino también en conductas y valores que harán de cada Bombero un voluntario altruista, disciplinado, leal y participativo.

El comienzo

El 15 de agosto de 1987, la Asamblea Nacional se realizó en un lugar especial.

Ubicado a 50 kilómetros de Santiago, en la comuna de Talagante, se trataba de un predio con una construcción central de estilo arquitectónico tradicional del campo chileno, emplazado en un terreno de 128 mil metros cuadrados.

En esa Asamblea se conoció la ponencia de un Profesor de Historia que había gentilmente accedido a exponer sobre lo que significaba una Academia Nacional de Bomberos. Se trataba del profesor, Oscar González Cavada.

En esa oportunidad, la Asamblea acuerda la adquisición de ese bien raíz, para destinarlo al Campus Central de la Academia Nacional, con lo que además se formalizaba el inicio de las actividades de la Academia.

Un mes más tarde, conocido el programa para sentar las bases del funcionamiento de la Academia, el Directorio de la Junta Nacional lo aprobó por una unanimidad y estipuló la contratación del autor de dicho programa como Director de la Academia Nacional, Óscar González C.

De esta forma se comenzaron a general los cursos normalizados, capacitación de Instructores y proyección de la ANB a todo el país, concretada en sus actuales 15 sedes regionales.

El 1 de junio de 1988, se realizó en el Campus de la Academia la solemne inauguración. En esa oportunidad el Presidente de la Junta Nacional, Octavio Hinzpeter, quien en ese momento cumplía uno de sus más anhelados sueños para el progreso de los Bomberos del país, señalando:

"Ábranse sus puertas para que todos puedan entrar a aprender y por ellas salgan a cumplir mejor con el sagrado deber de servir".


Este es el espíritu que ha mantenido incólume en la ANB, y que ha forjado su prestigio nacional e internacional.

Realidad Nacional

Sabemos, que existen en Chile grandes diferencias entre los diversos Cuerpos de Bomberos en cuanto a su tamaño, recursos y ubicación geográfica. Por eso, la Academia procura garantizar un desarrollo bomberil homogéneo en todo el país, a través de cursos que tengan un mismo nivel de preparación profesional comparable según parámetros internacionales. Pero a su vez ofrece la formación de especialistas en ciertos temas para enfrentar emergencias de mayor complejidad y que exigen un mayor nivel profesional.

Por las características geográficas de Chile no es posible que una Academia, localizada en la capital, pueda entregar directamente formación a los Bomberos de todo el país. Por ello, se ha centrado la acción en dos aspectos: la formación de Instructores y la preparación de material didáctico. De este modo, aún los Cuerpos más apartados pueden aplicar los cursos de la Academia en igualdad de condiciones con los situados en las ciudades de mayor tamaño.

Visita nuestro sitio

 



Libro de visitas

Bomberos de Chile »