2017-02-10

Cientos de voluntarios despidieron a Presidente Honorario Octavio Hinzpeter

Octavio Hinzpeter Blumsak fue Presidente Nacional de Bomberos de Chile durante 36 años, periodo en el cual demostró con demasía su profundo profesionalismo, dedicación y amor a la labor bomberil, en Chile y el mundo. Falleció el pasado miércoles 8 de febrero, a la edad de 87 años, producto de un cáncer que lo aquejaba hace varios años.

 

 

Este viernes 10 de febrero, en el Monumento al Bomberos en Valparaíso, se efectuó un homenaje nacional para despedir a Octavio Hinzpeter Q.E.P.D., Presidente Honorario de Bomberos de Chile, uno de los fundadores de la Junta Nacional de Bomberos y de la Academia Nacional de Bomberos, perteneciente desde los 24 años al Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa y quien fue Presidente Nacional de Bomberos de Chile por 36 años consecutivos.

 

A la ceremonia de Homenaje asistieron delegaciones de bomberos de todo el país, principalmente del Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa; Superintendentes y Comandantes, Presidentes Regionales, la Mesa Directiva de Bomberos de Chile y su Presidente Nacional, Miguel Reyes Núñez, entre otras autoridades bomberiles. Asimismo, se contó con la presencia de la familia de Octavio Hinzpeter, encabezada por sus hijos.

 

Denis Cohn, Superintendente del Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa, señaló en su discurso que “aquellos que tuvimos la suerte de conocerlo, y de compartir junto a él, no podremos olvidar jamás su simpatía, sus conceptos y su entrega total en todas las actividades institucionales. Nunca olvidaremos su pasión y amor por el noble oficio de ser voluntario, que más que un ideal, es un compromiso. El Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa reconoce el brillante desempeño y la ejemplar trayectoria del Directo Honorario Octavio Hinzpeter Blumsak”.

 

Por otro lado, Miguel Reyes Núñez, Presidente Nacional de Bomberos de Chile, indicó que “como bomberos, en este triste día, rendimos honores a quien fuera nuestro ex Presidente y Presidente Honorario, Fundador de la Junta Nacional de Cuerpos de Bomberos, agradecidos por su entrega sin condiciones, por la generosidad brindada a tiempo completo, por la causa para ser mejores, de estar mejor preparados para las demandas de la sociedad. Nuestros rostros están sombríos, nos asiste la pena de perder a un gran hombre, pero su memoria se instala en la historia del bomberismo nacional y en cada uno de los bomberos, su nombre y su figura permanecerán en nuestros corazones y nos instará a continuar la obra que tanto amó”.

 

Luego del homenaje bomberil, los restos de Octavio Hinzpeter fueron trasladados hasta el Cementerio El Belloto de Quilpué, en una ceremonia privada por parte de sus familiares.

 

Ver galería de imágenes

Ver video completo transmisión funeral

 

Sus 36 años como Presidente Nacional de Bomberos de Chile

 

Octavio Hinzpeter Blumsak nació en Valparaíso el 10 de enero de 1930. A la edad de 24 años,  ingresó a la vida bomberil como voluntario de la 5ª Compañía del Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa, en la Región Metropolitana, denominada  "Bomba Israel".  A partir de entonces, desarrolló  una muy destacada carrera bomberil, que lo llevaría a ocupar y mantener posiciones de liderazgo en las grandes políticas, acciones, adelantos y progreso del bomberismo chileno, latinoamericano y mundial.

 

Al interior de su Cuerpo, el segundo más grande de la capital de Chile, desde 1962 fue elegido sucesivamente para servir los cargos de Secretario General, Tesorero General y Vicesuperintendente. En 1967, fue nominado como Superintendente del Cuerpo, cargo máximo de la Institución, para cuyo desempeño fue ratificado por espacio de 18 años ininterrumpidos. Durante su mandato, el Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa se erigió como la sólida y reconocida institución bomberil que hoy es. Para ello, Octavio Hinzpeter desarrolló una gestión inspirada por principios y acciones esenciales como el acercamiento y la motivación a los jóvenes para que se incorporaran a la vida bomberil; proceso de renovación de material; conceptualización y proyección de la cultura del cambio, como medio imprescindible de desarrollo de una institución que atiende emergencias; profesionalización ética y técnica del personal bomberil, sin dejar de lado la acción voluntaria, entre otros. Y en razón de los  avances que experimentó la institución bomberil de Ñuñoa como fruto de su gestión,  en 1987, cuando ya Octavio Hinzpeter había asumido responsabilidades nacionales e internacionales, fue designado Director Honorario del Cuerpo.

 

Octavio Hinzpeter siempre tuvo la convicción, como dirigente bomberil chileno, que para los desafíos que la sociedad moderna plantea a la misión bomberil es indispensable la unidad de los Cuerpos de Bomberos del país. Así, junto a otras destacadas autoridades, inició a partir de 1968 los esfuerzos unitarios. Primero, en la agrupación de los Superintendentes de la capital y más tarde, participando como fundador y Primer Vicepresidente de la Junta Nacional,  culminando el 10 de octubre de 1970, al ser electo Presidente Nacional de Bomberos de Chile, cargo que ocupó hasta el año 2006. Esta confianza fue renovada cada dos años, y así, Octavio Hinzpeter fue Presidente Nacional de Bomberos de Chile por 36 años consecutivos.

 

Gracias a su liderazgo e iniciativa, el bomberismo nacional se ha consolidado como una institución moderna y eficiente, manteniendo el ideal de servicio voluntario. Es posible señalar algunos aspectos fundamentales de la labor de Octavio Hinzpeter como máxima autoridad de los bomberos chilenos: el crecimiento armónico de todos los Cuerpos de Bomberos del país, para la adecuada atención de las comunidades más apartadas del territorio; preocupación central por la seguridad de los voluntarios; proyección nacional e internacional de los valores y trascendencia de la labor bomberil en la sociedad moderna; la capacitación técnica y profesional; la fundación de una Academia Nacional de Bomberos, hoy de reconocido prestigio nacional e internacional; la incorporación de Bomberos de Chile a las más importantes asociaciones técnicas internacionales, tales como la NFPA y la CTIF, entre otras gestiones más.

  

En 1980, Octavio Hinzpeter fue condecorado por la Federación Nacional de Bomberos de París, recibiendo distinciones similares de las autoridades bomberiles y gubernamentales de Alemania, Japón, Italia y Perú, en los años sucesivos. Asimismo, ostentó reconocimientos de las ciudades más importantes del país, lo que lo llevó a ser considerado en la actualidad el más importante líder de los bomberos chilenos de la segunda mitad de este siglo.

 

Relevante fue también su acción y liderazgo bomberil en el  plano internacional. A partir  de 1982, trabajó en la gestación de una Federación Mundial de Asociaciones de Bomberos Voluntarios, con sede en Japón. De ella, asume primero como Director Fundador, en 1982,  para más tarde -1987- ser elegido en el cargo de Presidente de la Región Americana, representando así a los Bomberos del Continente ante sus congéneres del mundo.

  

Sobre su experiencia y convicciones respecto del bomberismo voluntario, tanto en Chile como en el mundo, ha publicado sus obras “Pasado, Presente y Futuro de los Bomberos Chilenos” (Santiago de Chile, 1992) y “Bomberos Voluntarios. Ideario y Bases para su Desarrollo” (Santiago de Chile, 1995). Sin duda, esta última obra es fundamental para conocer la cosmovisión de Octavio Hinzpeter y, en ella, afirmó que el futuro de los bomberos voluntarios del mundo implica verdaderamente una “reingeniería bomberil”, señalando los fundamentos que permiten llevarla a la práctica. Asimismo, durante 1999, participó como invitado permanente en la Comisión de la Cámara de Diputados que estudia modificaciones legales para optimizar el servicio bomberil voluntario en el país.

 

Octavio Hinzpeter Blumsak dejó la Presidencia Nacional de Bomberos de Chile en junio de 2006 y pasó a ser Presidente Honorario de la institución. El 12 de septiembre de 2015 recibió la condecoración “Medalla al Mérito Bomberil”, entregada por el Directorio de la Junta Nacional de Bomberos de Chile, la cual se entrega a bomberos que en su trayectoria institucional se hayan destacado de manera sobresaliente y meritoria, por sus acciones a favor de los valores institucionales y la unidad bomberil chilena, y que dichas acciones se hayan realizado a nivel nacional, regional o provincial.

 

En suma, a lo largo de su impecable carrera bomberil, Octavio Hinzpeter es el signo vivo de lo que tantas veces llamó a ser a los demás dirigentes institucionales en el país y en el mundo: “Digno líder de tan dignos hombres”.

 


Ver video homenaje a Octavio Hinzpeter

 

Libro de visitas

Bomberos de Chile »