Bomberos de Chile realizará homenaje a las Glorias Navales

Este 21 de mayo, a las 12:10, la Junta Nacional de Bomberos de Chile invita a los distintos Cuerpos de Bomberos del país a sumarse a esta efeméride tocando simbólicamente las sirenas de los cuarteles para conmemorar el Combate Naval de Iquique, acción que representa el día y hora en que la Corbeta Esmeralda se hundió en la rada de Iquique en 1879. Además, rememora el último disparo de la Corbeta y que fue efectuado por el guardiamarina Ernesto Riquelme, quien fuera marino y bombero chileno.
GuardiamarinaRiquelme350Tradicionalmente, Bomberos de Chile se ha sumado a esta conmemoración, a través de los Cuerpos de Bomberos del país, especialmente los que se emplazan en las ciudades costeras y las Compañías que llevan el nombre del héroe naval, Arturo Prat Chacón, el de sus oficiales y el de la Gloriosa Corbeta "Esmeralda".

Sin embargo, la situación hoy es distinta, puesto que la pandemia que afecta al país, ha llevado a la autoridad gubernamental a impartir medidas de prevención, como la cuarentena en algunas comunas del país y el distanciamiento social, por lo tanto, la institución bomberil no podrá acompañar presencialmente a la Armada en esta celebración.

Ante esta realidad, el Secretario General de la Armada de Chile, Almirante Raúl Zamorano Goñi, tomó contacto con el Presidente Nacional de Bomberos de Chile, Raúl Bustos Zavala, para informar que su institución no realizará ningún acto público ni desfile con motivo de la conmemoración del Combate Naval de Iquique y de las Glorias Navales.

Sin perjuicio de aquello, el Almirante Zamorano expresó el anhelo del Alto Mando en orden a mantener viva esta tradición de conmemoración conjunta de esta efeméride, invitando a todos los Cuerpos de Bomberos del país a sumarse simbólicamente a la conmemoración privada que realizará la Armada de Chile, tocando las sirenas en todos los cuarteles del país el día 21 de mayo, a las 12:10 horas, día y hora en que la Corbeta Esmeralda se hundió en la rada de Iquique. Esta invitación fue aceptada por el Directorio Nacional de Bomberos de Chile en su Sesión Extraordinaria N°406 efectuada el día martes 12 de mayo de 2020.

Para Bomberos de Chile es de suma importancia la conmemoración del 141º aniversario de esta gesta naval por la unión que existe entre ambas instituciones, representado por el Bombero y Guardiamarina Ernesto Riquelme Venegas, (Bombero activo de la "Bomba Sur" del Cuerpo de Bomberos de Santiago, hoy Segunda Compañía Esmeralda), quien era parte de la tripulación de la Corbeta Esmeralda, y quien fue el que efectuó el último cañonazo de la Corbeta Esmeralda en los momentos finales en que se hundía.

Biografía del guardiamarina Ernesto Riquelme Venegas

Nació en Santiago el 14 de abril de 1852. Sus padres fueron don José Riquelme, el primer taquígrafo que hubo en Chile y la señora Bruna Venegas, distinguida educadora.

El joven Ernesto hizo sus estudios de humanidades en el Instituto Nacional y se graduó de Bachiller en 1870. Era un muchacho muy inclinado a las cosas del mar, tenía, asimismo una marcada afición por la música, arte de su predilección. Igual cosa ocurría con la literatura y su despertar juvenil lo inclinaba hacia la poesía. Colaboró con el periódico "El Alba", donde los alumnos del Instituto Nacional publicaban artículos literarios.

No obstante poseer inclinaciones marineras, siguió la carrera de Derecho y mientras estudiaba esta carrera, conoció al capitán de corbeta Arturo Prat Chacón, lo que habría de influir en el ánimo del joven Ernesto, a quien se le despertó el semidormido amor por el mar.

Mientras estudiaba derecho, en 1871, ingresó a la Segunda Compañía de Bomberos de Santiago, que en ese entonces se llamaba "Bomba Sur", tenía 19 años de edad. Al ingresar a la 2° Compañía, su número de registro fue el 444. Ya incorporado a la actividad bomberil en pleno, los oficiales de la Compañía vieron en él numerosas cualidades como bombero, su inmensa vocación de servicio y compromiso con la noble causa bomberil, siendo ejemplo para sus compañeros por la pasión y responsabilidad con que tomaba su cargo voluntario.

Una vez que dejó sus estudios de derecho, ingresó a la Escuela Naval, que funcionaba a bordo de la corbeta "Esmeralda", el 14 de abril de 1874. Su comandante era el capitán de fragata Luis Alfredo Lynch Zaldívar y el segundo comandante y subdirector, el capitán de corbeta Arturo Prat Chacón.

El 18 de noviembre de 1876, nombrado guardiamarina, se embarca en el blindado "Cochrane", que al mando del capitán de navío don Enrique Simpson Baeza partió a Europa, a terminar trabajos pendientes en los astilleros de Hull, en Inglaterra.

Permaneció algún tiempo en Londres, donde hizo un curso de torpedos, entre otros estudios navales que desarrolló. Los conocimientos del idioma inglés que poseía los perfeccionó hasta lograr hablarlo con soltura. De vuelta en el país en 1878, se retiró del servicio y se estableció en Santiago.

Iniciada la Guerra del Pacífico contra Perú y Bolivia, se reincorporó de inmediato a la Armada, siendo destinado a la corbeta "Esmeralda". Allí volvió a encontrarse con su antiguo amigo, el capitán de fragata Arturo Prat, ahora comandante de la corbeta, pues Prat había llegado al buque el día 16 de mayo de 1879, fecha en que la Escuadra chilena zarpó a El Callao y dejó a la corbeta "Esmeralda" y goleta "Virgen de Covadonga" en el bloqueo de Iquique.

La actuación del guardiamarina Riquelme en el Combate Naval de Iquique es conocida. Cuando la "Esmeralda" se hundía, Riquelme, que atendía la artillería de popa, preparó un cañón y aferrándose a la borda como pudo para no caerse y dándole depresión al cañón, dio fuego en un postrer esfuerzo por dañar al blindado "Huáscar". Después de esto, ya no pudo sostenerse y rodó por la cubierta, donde el mar pronto lo tragó.

Su cañonazo fue por cierto estéril. Sólo resultó un saludo a la bandera que aún flameaba, pero mostró a la posterioridad el alto nivel de patriotismo y el temple de héroe de este joven oficial, que murió ahogado en el momento mismo en que la bandera, izada en el pico de mesana de la corbeta, se perdía en el mar.

El guardiamarina Riquelme personifica en la historia naval de Chile al héroe de la juventud chilena: artista, bombero, estudiante de derecho y poeta; que fue capaz de mostrar su heroísmo al sellar con la última descarga de su cañón, la decisión del comandante Prat, su amigo, su jefe, de no arriar jamás la bandera nacional ante el enemigo, aun cuando se combatiera en inferioridad de condiciones.

Últimas noticias

ANB pone a disposición Videos de Acondicionamiento Físico para ejercitar en cuarentena

ANB pone a disposición Videos de Acondicionamiento Físico para ejercitar en cuarentena

Leer
Aluvión en Chaitén mantiene a una persona desaparecida y moviliza a equipo USAR Osorno de Bomberos de Chile

Aluvión en Chaitén mantiene a una persona desaparecida y moviliza a equipo USAR Osorno de Bomberos de Chile

Leer
Cuerpo de Bomberos de Iquique rinde homenaje a los héroes navales

Cuerpo de Bomberos de Iquique rinde homenaje a los héroes navales

Leer

ACCESOS