Guardiamarina Ernesto Riquelme y Cirujano Guzmán: Héroes de Iquique y de Bomberos

Ad portas de una nueva conmemoración del combate naval de Iquique, son variadas las historias que ligan a Bomberos con hechos de total relevancia histórica.
CORNELIO-GUZMAN 350El combate naval de Iquique y la Guerra del Pacífico es probablemente el hecho histórico más recordado en los 200 años de vida independencia de nuestro país. Ad portas de una nueva conmemoración de tan célebre batalla, contaremos algunos pasajes que ligan y unen a voluntarios y cuarteles de nuestra institución con pasajes de total relevancia histórica.

Durante el Combate Naval de Iquique, a bordo de la Corbeta Esmeralda, tripulaban dos personas vinculadas a Bomberos de Chile, el primero de ellos fue el Guardiamarina Ernesto Riquelme Venegas, quien unos años antes, en 1871 y con 19 años de edad, ingresó a las filas de la Segunda Compañía de Bomberos de Santiago "Bomba Sur". Mientras que, el Cirujano Primero Francisco Cornelio Guzmán Rocha, tras ser tomado prisionero el 21 de mayo y posteriormente liberado en diciembre de 1879, decide casi 11 años después, un 22 de marzo de 1890, ingresar a la Segunda Compañía, ahora "Bomba Esmeralda" del Cuerpo de Bomberos de Santiago, la misma compañía en la que había servido años atrás Ernesto Riquelme Venegas.

Uno de los sobrevivientes de la Corbeta Esmeralda, Vicente Zegers Recasens, relató a su padre lo acontecido a bordo de la Esmeralda.

En la carta podemos encontrar referencias al Guardiamarina Ernesto Riquelme:

"Seguí mi camino a proa, y allí encontré a mi compañero Riquelme que con un valor digno de todo elogio disparaba sin cesar. Me dio la mano y me dijo, "si la suerte nos es adversa a uno de los dos, espero que ambos sabremos cumplir como amigos y compañeros. Agregó algunas otras palabras y continuó con su tarea después que yo le hubiera prometido cumplir con lo que me pedía."bombero Riquelme Venegas 350

"Comuniqué yo esta triste noticia a mi compañero Riquelme, que fue el primero que encontré haciendo de cabo de un cañón, y fue tal su exaltación al oírme, que, saltando del castillo a cubierta, gritó ¡Muchachos nuestro comandante ha muerto, corramos, que es necesario vengarlo!

Al oír nuestra gente aquellas palabras, se conocía que palpitaba de entusiasmo a la sola idea de saltar al abordaje sobre la cubierta del Huáscar".

Es imposible no mencionar, que muchos relatos y hechos relacionados a esta icónica batalla, posicionan dentro de la historia al cuartel de la Primera Compañía del Cuerpo de Bomberos de Iquique, donde muchos sostienen que incluso posterior a su fallecimiento, los cuerpos de Prat y Serrano habrían sido recibidos en este lugar, para ser limpiados y preparados para su posterior sepultura.

Tras el Combate Naval de Iquique, muchas compañías de Bomberos, al reflejo del fervor popular, tomaron la decisión de adoptar los nombres de los nuevos héroes patrios, hecho que perdura hasta nuestros días, siendo común encontrar hasta en los rincones más recónditos de nuestro país, bombas con el nombre de Arturo Prat, Sargento Aldea e incluso Esmeralda y Covadonga.

Últimas noticias

Revisa los detalles de nuestra Ética Institucional

Revisa los detalles de nuestra Ética Institucional

Leer
Bomberos de San Pedro recibieron modernos vehículos para reforzar su trabajo

Bomberos de San Pedro recibieron modernos vehículos para reforzar su trabajo

Leer
Bomberos de Pozo Almonte cuentan con puntos verdes de atención cardiaca

Bomberos de Pozo Almonte cuentan con puntos verdes de atención cardiaca

Leer

ACCESOS